Pastor and Mrs. Philippi

Pastor Philippi

Un Resumen Misionero del Pastor Mario y Dora Philippi

Después que nos graduamos del seminario Bíblico en el año 1955, nos casamos y comenzamos las preparaciones para irnos a Venezuela, América del Sur, como misioneros. En la primavera de 1956, fuimos San José, Costa Rica, para un intensivo estudio del Español por un año.

Al cumplir los estudios en 1957, fuimos a Venezuela donde estuvimos desarrollando la obra de evangelismo y la vez establecimos varias iglesias en diferentes áreas del país por catorce años.

Estando al principio en San Antonio del Táchira, allí continuamos en pequeño ministerio. A la vez comenzamos una nueva iglesia en Ureña, pueblo de la frontera con Colombia. A pesar de pasar por persecución durante los cuatro años que estuvimos allí, los hermanos en unión con nosotros construimos una iglesia y la obra sigue hasta el día de hoy.

Durante los siguientes diez años estuvimos evangelizando en los pequeños pueblos y aldeas aislados de los llanos de los estados de Apure y Barinas. Siendo que soy piloto de aviación utilizamos una avioneta Cessna 185 para alcanzar esos lugares incomunicados. Fielmente predicamos el Evangelio y tuvimos el gozo de establecer iglesias en varios de aquellos pueblos y aldeas.

Durante los primeros años de nuestro ministerio Dios nos dio tres hijos y una hija. Luego en 1970 regresamos a Los Estados Unidos de América con el fin de llenar las necesidades escolásticas de nuestros hijos. Poco después de establecernos en Indianápolis, Indiana, encontramos en varios centros de comerio a varias personas de diferentes países latinoamericanos. Reconociendo las oportunidades que teníamos les invitamos a unos estudios de la Biblia los domingos por la tarde en nuestro hogar. Por una invitación de otros latinos comenzamos otros estudios Bíblico al otro lado de la ciudad el sábado por la noche en el otoño de 1972. A pocas semanas unimos los dos grupos y fue organizada la Primera Iglesia Baptista Hispana en un edificio que rentamos en el centro de Indianápolis. En 1979 un pastor Cubano fue llamado con el fin de continuar el ministerio. La obra seguía creciendo bajo el liderazgo de hombres fieles.

Después de haber servido en Indianápolis por nueve años, Dios nos dio una puerta abierta para regresar a la obra misionera en el país vecino, México. En Octubre 1978, fuimos aceptados bajo la misión Baptist World Mission con el fin de comenzar una obra en Guadalajara, México. Damos gracias a Dios por dirigirnos a esta misión Fundamental que presta mucho énfasis al evangelismo y el comienzo de iglesias.

Hemos servido al Señor Jesucristo desde el 30 de enero de 1980, en Guadalajara, un centro industrial de tres millones de población. Era triste de reconocer que había muy pocos misioneros fundamentales sirviendo al Señor en una ciudad tan grande. Había poco o ningún testimonio del Evangelio en muchas de las grandes colonias entre la clase media y alta por toda la expansión de esta ciudad.

La ciudad de Guadalajara ha crecido rápidamente por todos lados y ahora hay una población de más de seis millones. Hay una enorme necesidad que vengan mucho más misioneros fundamentales a Guadalajara, no solamente aquí, sino a toda la república. Ojalá que tuviera muchas más personas disponibles para servir al Señor. “A la verdad la mies es mucha, mas los obreros pocos. Rogad, pues, al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies.” Lucas 10:2

Después de llegar a Guadalajara, el Señor continuamente abría oportunidades para testificar acerca del mensaje del Evangelio y comenzamos estudios Bíblicos en diferentes hogares con personas interesadas en saber acerca de la Palabra de Dios. Lamentablemente la gente de Guadalajara desconoce la Palabra de Dios y el progreso en la comprensión ha sido lento por estar hundida en el fanatismo de sus religiones. Vez tras vez habiendo comenzado estudios Bíblicos con nosotros, muchos decidieron rechazar la Palabra de Dios y seguir sus tradiciones y supersticiones de una religión conveniente. Damos gracias a Dios por aquellas personas que han abiertos sus corazones y hogares a la enseñanza del Evangelio. Solo Dios puede libertarles de la extrema oscuridad espiritual que domina este país. Con tanta oposición al Evangelio, verdaderamente necesitamos y apreciamos las oraciones de la gente que pertenece a Cristo Jesús. Cada día Dios está trabajando y apreciamos el ánimo que nos brinda permitiendo ver el fruto de la labor que hemos hecho durante estos años.

Lentamente el grupo de creyentes ha seguido creciendo con buenos resultados y una iglesia fue establecida para Su honra y Su gloria. El grupo compró un terreno en el suroeste de Guadalajara y poco a poco construimos salones para las clases de la Escuela Bíblica Dominical. Luego construimos el templo donde cabe 750 personas, lo cual es suficiente grande para el futuro de este ministerio. Actualmente tenemos 300 en la asistencia normal.

En el año 1985 comenzamos clases del Instituto Bíblico cada jueves por tres horas en la tarde para el entrenamiento de pastores, maestros y obrero laicos. Hay 25 alumnos asistiendo fielmente estas clases. La esposa del Pastor, Hermana Dora de Philippi, también está enseñando una clase de la Educación Cristiana para las mujeres en el Instituto. Nuestro reto es de entrenar a los hombres para que sean pastores y obreros con el fin de establecer otras iglesias fundamentales donde la necesidad sea más grande. Por lo pronto tenemos una misión y pedimos a Dios que algún día llegue a ser una iglesia totalmente independiente.

Cada Lunes por la noche está destacada por una clases donde estoy enseñando la Palabra de Dios por dos horas con 40 hombres presente. Esta clase tuvo su inicio hace 20 años. La primera hora está dedicada a las preguntas que los hombres tengan sobre su corazón y les damos la contestación con la Palabra de Dios. La segunda hora reciben un estudio analítico profundo en algún libro de Biblia donde estamos estudiando versículo por versículo y a la vez recibimos del estudio una aplicación práctica para nuestra vida. Estas clases han resultado en el crecimiento espiritual en la vida de muchos creyentes, y además estamos alcanzando amigos y familiares que han sido invitados.

Durante el año 1995, yo escribía lecciones para que los miembros de nuestra iglesia enseñaran clases Bíblicas a los que desconocía el plan de Dios para la salvación. Las lecciones fueron de éxito y en diciembre del mismo año decidimos publicarlas en forma de libro. Este libro ha sido muy efectivo y ha ayudado y guiado a los Cristianos en el desarrollo de clases Bíblicas con mucho apoyo para alcanzar a los familiares y amigos para Cristo. El propósito del libro es para que la gente llegue a ser Cristianos, por eso dimos el mismo título al libro, Llegando A Ser Cristiano. Estos estudios de 152 páginas se componen de 10 lecciones de llenar-los-espacios presentando estudios comprensibles sobre el plan de Dios para la salvación y luego guías para el discipulado.

Los miembros de nuestra iglesia están utilizando, con mucho ánimo, estos estudios como guía dando a la gente la oportunidad de comprender el plan de salvación y arrepentirse de sus pecados y confiar en Cristo Jesús de todo corazón. Cada semana están llevando a cabo 45 clases en diferentes hogares usando el libro, Llegando A Ser Cristiano. Damos gracias a Dios por muchos que han llegado a ser convertido durante los últimos años y nuestra iglesia se ha duplicado en asistencia y miembros.

En diciembre de 1997, publicamos el mismo libro al Inglés. Poco a poco muchos pastores en Los Estados Unidos están reconociendo su valor como una herramienta para que los mismo miembros de sus iglesias estén enseñando estos mismos estudio utilizando el libro, Becoming a Christian.

Sentimos la urgencia de compartir el Evangelio a los que se encuentra en la oscuridad espiritual. Queremos animarle a usted a hacer lo mismo. “Me es necesario hacer las obras del que me envió, entre tanto que el día dura; la noche viene, cuando nadie puede trabajar.” Juan 9:4

Si usted está interesado en comenzar un estudio Bíblico y desea ayuda, favor de ponerse en contacto conmigo aquí medio y estaré dispuesto de ayudarle con cualquier duda o necesidad. Siempre damos énfasis a la necesidad de llevar a cabo sus clases bajo la dirección del pastor de una iglesia fundamental donde fielmente predica y enseña la sana doctrina de la Palabra de Dios.
Si desea hacer pedidos del libro, se puede hacerlo acudiendo al lugar apropiado en el Web site COMPRA “Para comprar el libro, Llegando a Ser Cristiano”, así se llevará a cabo esa transacción.

¡Que Dios les bendiga ricamente!

Pastor Mario L. Philippi

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail